El placer de la cosmética natural

Todo un universo de sensaciones

Crema protectora del pañal con óxido de zinc

Escrito por FactoríaNatura. Posteado en Blog

Ingredientes de la crema protectora del pañal con óxido de zinc para 100gr:

Crema pañal blog

Crema protectora para el pañal con óxido de zinc

  1. Fase oleosa de la crema protectora de pañal con óxido de zinc:

  1. fase acuosa de la crema protectora de pañal con óxido de zinc:

  1. Activos y aditivos de la crema protectora del pañal con óxido de zinc:

 

Paso a paso:

 

Se desinfectan los utensilios y los recipientes así como la mesa de trabajo. Lo ideal para desinfectar es hervir todo el material al menos 25 minutos. Muy importante no hervir el plástico. Otra forma es pulverizar todo con alcohol de 70º y dejar secar. También lógicamente debemos tener la mesa desinfectada y las manos limpias, o bien utilizar guantes de usar y tirar.

Se calienta al baño María en un recipiente la manteca de karité bio, el olivem 1000 y el aceite de almendras bio. Cuando se haya derretido la manteca y el emulsionante, retiramos del fuego y  añadimos los 10gr de óxido de zinc. O bien se añaden muy poco a poco y se bate a mano o bien lo podemos batir con la batidora. Es muy importante que no queden grumos y que el óxido de zinc se mezcle bien.

En otro recipiente y al baño María templamos el jugo de aloe vera, que no esté muy caliente y lo vamos añadiendo muy poco a poco sobre el recipiente que contiene la fase oleosa.

Cuando tengamos la emulsión templada añadimos la glicerina vegetal, la tintura de propóleo y el leucidal.

 

Esta crema para el pañal es muy efectiva en cuanto aparecen rojeces y escoceduras. La manteca de karité bio es muy emoliente y nutritiva y el aceite de almendras de 1ª presión bio además ayuda a calmar y suavizar la piel castigada. Es además ideal en las formulaciones para bebés. El óxido de zinc actúa creando una barrera y atrapando la humedad que se crea en el culito debido al pañal. De esta manera ayuda a que desaparezcan las bacterias creadas por dicha humedad. Es muy efectivo en cremas de protección solar también ya que crea una pantalla física sobre la piel. El óxido de zinc debe mezclarse siempre en la fase oleosa ya que es liposoluble.

El jugo de aloe vera ayuda además a cicatrizar la piel y a calmar rojeces y heridas.

La glicerina en este caso nos dará un plus de hidratación y ayudará a que la crema tenga una textura más rica.

La tintura de propóleo ayuda a cicatrizar y curar heridas además le aporta propiedades antisépticas muy convenientes en nuestra crema. Finalmente como conservante añadimos el leucidal, que es un activo en sí mismo, no irrita y es ideal en las formulaciones cosméticas para piel sensible y delicada. Por su composición 100% de origen vegetal siempre lo recomendamos en formulaciones para niños.

Todos los productos para elaborar esta crema protectora los encontrarás en Factoría Natura.

Y si te sirve de ayuda, te dejamos un tutorial sobre cómo elaborar cremas paso a paso.